Entrevista a Ignacio Tatay

0

Hoy hablamos con Ignacio Tatay, director y guionista de Mano a Mano, cortometraje ganador a Mejor Guión en Shorty Week 2014, que ha sido producido por la ESCAC y Escándalo Films. Mano a Mano es sin duda, uno de esos cortometrajes que sorprenden por la sencillez de su guión, por lo que no dice pero si vemos, y todo ello acompañado de las actuaciones de Adam QuinteroEstíbaliz Gabilondo, que nos dejaron con la boca abierta.

¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo del corto?

Estudié bellas artes en la universidad, donde experimenté con el arte de instalación. Pero entre piezas y piezas grabadas echaba de menos la narrativa convencional, así que empecé a escribir guiones de cortos. Me presenté a un concurso de guiones en el Festival de Islantilla y lo gané, así que tuve la rara oportunidad de rodar mi primer corto en 35mm. A partir de ahí decidí que era lo que quería hacer y que si me preparaba lo podía hacer mejor. Y en eso estoy.

¿Cómo ves el estado actual del cortometraje en nuestro país?

Bien y mal. Los avances en tecnología hacen que rodar un corto sea mucho más fácil y menos costoso. Se producen muchísimos cortos y hay algunos muy buenos. Por otro lado, los festivales que los muestran tienen cada vez menos dinero para hacerlo, y es una pena. En el recorrido de mi corto por el circuito de festivales nacionales he visto hacer auténticos milagros para cuadrar números; favores, voluntarios, gente trabajando gratis. No debería ser así cuando claramente hay demanda para estos eventos.

¿Para ti el corto es un primer paso para el largometraje?

Sí y no. Yo estudié cine porque quería contar historias como las que había visto en mi infancia y adolescencia. Y esto eran estrictamente largometrajes. Ahora, una vez iniciado en la industria he descubierto el cortometraje y todo lo que ello supone. Es un formato cinematográfico por si sólo. Cuando me acerco a una historia siempre es porque la quiero contar, no porque ello me vaya a acercar al largometraje.

¿Qué papel tiene el cortometraje en la industria del cine actual?

Es cada vez es más accesible. El cortometraje no siempre ha tenido el respaldo de la grandes salas – de ahí que el papel del festival sea tan importante – y los nuevos formatos lo están acercando al gran público. Ahí están los fenómenos Doble Check o Pipas.

¿Qué crees que tiene el cortometraje que no tiene el largometraje?

La inmediatez de la obra. Es otro tipo de visionado más ameno. Además si el corto es bueno está contando una historia que sólo se puede explicar en unos minutos.

Ignacio_Tatay_Shorty_Week_Mano_a_Mano

Ignacio Tatay, director de Mano a Mano

¿Con qué trabajo o corto tuyo tiene que comenzar el público para conocerte?

¿Conocerme? ¡Yo no sé si me conozco a mi mismo! Mano a Mano es un buen comienzo, aunque estoy preparando una película de terror que no tiene nada que ver.

¿Cómo espectador y como director que es lo que buscas en un corto?

Que me sorprenda y me conmueva. Más allá del presupuesto de la obra lo importante es que te lleve a algún sitio como espectador.

¿Qué buscas en un festival de cortos? ¿Qué elementos tiene que tener un festival para que capte tu atención..?

La calidad de las obras seleccionadas. He estado en festivales muy pequeños con programaciones que he disfrutado mucho. Mientras que también he visto festivales de más presupuesto donde los cortos elegidos no me terminaban de funcionar…

¿Dónde surge la inspiración para Mano a Mano?

Presencié en el metro de Londres algo parecido entre un chico y una chica que se fueron acercando hasta que se besaron repentinamente. Me quedé prendado de este momento.

Que consejo le darías a los nuevos directores.

Mmm… no me atrevo a darlos. A mi me está funcionando lo de trabajar muy duro. Supongo que a uno le tiene que importar mucho la historia que está contando. Tiene que haber algo de ti en lo que cuentas, sino no habrá verdad en la obra, y no interesará a nadie por bien rodado que esté.

Mano a Mano – Sinopsis: Cuando una chica es sobrellevada por el deseo de besar a un completo extraño en un autobús, olvida por un momento, de que es un completo extraño. Tras un giro inesperado tendrá que tomar medidas drásticas para corregir una metedura de pata que no parece tener solución. Todo esto, bajo la atenta mirada de los demás pasajeros.

 

Share.

Leave A Reply

diecisiete + uno =